Gran éxito en la inauguración de El Alto ; ¡¡Gracias a todos!!
21/12/2017
En invierno, apetece cuchara. ¡Ven a El Alto By Miguel García!
23/01/2018

¿Por qué comemos uvas en Nochevieja?

Desde el blog de Restaurante El Alto, siempre te queremos informar, además de novedades y acontecimientos que sucedan en nuestro local, de curiosidades, efemérides, aspectos de la vida cotidiana que igual desconoces, noticias relacionadas con el sector de la hostelería y la restauración… En este caso, vamos a hablar de las famosas uvas de nochevieja, ese alimento que consumes en los primeros segundos del año que inicia. Pero, ¿de qué año es este hecho?, ¿Por qué comemos uvas en nochevieja?. Te vamos a resolver éstas y otras dudas, a continuación. Presta atención, estimado cliente, y recuerda, ¡te esperamos en Alpedrete!.

  • “El porqué”: fuentes fidedignas indican que todo nace en 1882. Por aquellos tiempos, la clase más refinada y de posibles, tenía por costumbre comer uvas y beber champán durante la cena de Nochevieja. Cuentan, que en aquellos años, un grupo de madrileños optaron por ironizar con una situación que criticaba el resto de la sociedad (había mucha pobreza) y acudieron a la Puerta del Sol para comer uvas a las vez que acompañaban las campanadas de las 00:00 horas.
  • “Uvas bienhechoras”: fue el titular de un artículo aparecido en el diario El Imparcial en 1894 en el que se hablaba de una costumbre que fue importada de Francia de comer esta fruta al escuchar la primera campanada tras el primer segundo del día. Sólo un año más tarde, en la Nochevieja de 1895, el Presidente del Consejo de Ministros, despidió el año con uvas y champán haciendo referencia a “12 uvas”.
    La “tercera” explicación: ésta es de 1909 y fue una época en la que se produjo una buena cosecha de uva. Así, los productores decidieron animar a la población para que las compraran vendiéndolas como las famosas ‘uvas de la suerte’ para entrar el año que venía.

Son algunas de las curiosidades tras más de 100 años de tradición. Sea como fuere, cómelas por cada segundo este 31 de diciembre y pide un deseo. Confiamos en que se cumpla, y si no, que tengas un muy próspero 2018. ¡Salud, felicidad y bienestar desde el Restaurante El Alto!.